EL BLOG PERSONAL DE:

"Llegará el dia en que las personas vean el asesinato de un animal con el mismo horror con el que ven el de un ser humano"
Leonardo Da Vinci

Google+ Followers

TODOOOOO!!!

Cargando...

La terapia con animales en auge


Los mejores amigos.La terapia con animales, una opción en auge.
Alcoholismo, parálisis cerebral o ludopatías pueden tratarse con caballos y perros.De pelo largo o corto, grandes o pequeños, aves o mamíferos, la terapia con animales es cada vez más conocida como complemento al tratamiento convencional. Las más usuales son con perros y caballos, aunque también se hacen con delfines o animales de granja.
La idea surgió hace más de 30 años, cuando un psiquiatra de
EE UU se dio cuenta de que cuando su perro estaba en la consulta los pacientes respondían mejor a la terapia. Hoy, los animales se usan para todo tipo de problemas y dolencias: Síndrome de Down, parálisis cerebral, alcoholismo, problemas de lectura, ludopatía... Lo esencial, sin embargo, es tener claro que "el perro es sólo una herramienta", explica Francesc Ristol, director de la Fundación Bocalán, que organiza un tercurso de terapia asistida con animales con la colaboración de Bayer Health Care. Generar estímulos.Con un niño autista, por ejemplo, "el perro genera un estímulo fuerte que le hace salir de su mundo y permite al terapeuta trabajar con él", continúa Ristol. También puede hacer más atractiva una sesión de fisioterapia, o incluso tratar problemas sociales: en los centros de menores, por ejemplo, los internos que interactúan con los perros no se sienten juzgados por ellos, por lo que eliminan trabas sociales.
Jaume Fatjó, veterinario del servicio de Etología de la Universitat Autònoma de Barcelona, explica que existen actividades y terapias. En el primer caso se busca la simple interacción con el animal, beneficiosa sobre todo con personas mayores. En el segundo, un terapeuta marca unos objetivos, como potenciarla movilidad, y se evalúan los resultados.
No todos los animales sirven, aunque la mayoría de especies domésticas y de granja entran en la lista. Las aves también son candidatas, "aunque son tan diferentes a las personas que dan poco juego", matiza Fatjó, y con los delfines hay controversia debido al elevado coste de las sesiones, que pueden llegar a los 600 euros.
EQUINOTERAPIA PARA EJERCITAR LOS MÚSCULOS Y EL LENGUAJE:
Desde que nació hace cuatro años Pep González padece una hemiparesia lateral que le paraliza el lado derecho del cuerpo. Cada semana realiza ejercicios con un fisioterapeuta y desde el pasado septiembre también trabaja con Esmeralda una yegua de 13 años a la que monta 45 minutos por semana.
Sus padres Miquel y Montse acudieron a Epona una asociación de equinoterapia de Barberà del Vallès (www.epona.cat) cuando los fisioterapeutas les sugirieron una terapia alternativa y complementaria. "Antes prácticamente no caminaba y ahora lo hace aunque con dificultades" cuenta su padre. Su madre es más contundente: "Ahora es autónomo y en julio pasado se caía. Y también ha ganado en expresividad". Transmisión de calorPep Monta sin silla por lo que el caballo le transmite sus 40 ºC de temperatura. "Así relaja la musculatura y se puede trabajar con él sin que le duela" explica Mónica Goya educadora social postgraduada en equitación terapéutica. Además el animal le hace mover músculos que normalmente no usa y mientras monta una terapeuta trabaja con él los colores el lenguaje... El objetivo es aprovechar la estimulación que proporciona el animal para tratar cada caso de forma individual. En Epona ven casos de parálisis cerebral autismos y retrasos globales psicomotores.“CUANDO ESTÁN CON PERROS REACCIONAN”Fernando Gil y Dolores García siempre habían tenido perros en casa. Ahora que él está ingresado en la residencia Les Alzines (Tarragona) aquejado de una demencia. Uno de los mejores momentos del mes es la visita de Dana y Minu una golden retriever y una mestiza con las que pasa un par de horas cada 15 días. "Mi marido lloraba de alegría sólo por la satisfacción de ver al perro y se enfadaba porque no podía comprarlo" cuenta una sonriente Dolores.
En cada sesión se agrupa a unos 15 ancianos con problemas de movilidad psicomotriz agresividad o demencias. "Son personas con poca expresividad es díficil que hablen pero cuando están con los perros hay una reacción de alegría de rechazo..." explica la directora de Les Alzines Rosa Soriano.
Al fondo Dana se deja acariciar por una residente. En este caso no se trata de una terapia sino de una actividad asistida con animales pero sus beneficios son evidentes. "Hay días en los que sólo se pasa un buen rato pero también se trabaja su estado de ánimo" añade Soriano. Ángela Brunet cuyo marido también está en la sesión lo corrobora: "Le gusta mucho se pone contento y ese día está mucho más tranquilo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario