EL BLOG PERSONAL DE:

"Llegará el dia en que las personas vean el asesinato de un animal con el mismo horror con el que ven el de un ser humano"
Leonardo Da Vinci

Google+ Followers

TODOOOOO!!!

Cargando...

DIALOGANDO CON LAS BESTIAS

Irrespetuosos
DIALOGANDO CON LAS BESTIAS
Por Eduardo Juan Salleras
14 de marzo de 21012.-
---
Se autoriza su publicación solamente en forma completa y nombrando la fuente
---
Es increíble la relación que tengo con los animales, mi familia también.
Nos han pasado cosas curiosas dignas de “Animal Channel” o más llamativas aún.
 Jacinto y Jerónimo son dos personajes de mi vida en el campo.
 Hace un tiempo, salgo con cortezas de queso para tirársela a los perros. Al no haber ninguno, miro hacia arriba y en el techo estaba uno de esos chimangos que se aquerenciaron alrededor de la casa, vaya a saber por qué. Erecto, serio, mirándome de reojo seguía mis movimientos.
Entonces, revoleé las cáscaras hacia él. Cayeron a un metro suyo. De a poco, desconfiando, se arrimó, bajó el pico y comenzó a comer. Aún incómodo tomó otra entre sus garras y voló. De allí, comencé a colocar queso en la ventana de mi escritorio, y cuando menos lo espero, vienen y se llevan la limosna.
Eso no es mucho. Un domingo, mientras almorzaba solo en la cocina, sentí un golpe en aquel cristal. ¿Qué podía ser si estaba en absoluta soledad en todo el campo? Corrí y nada. Al rato otra vez, así fue que me quedé escondido esperando. Entonces vi a uno de los chimangos, sostenerse con sus alas en el aire, echado para atrás y con sus patas golpear el vidrio, en reclamo por queso. Al contarlo, nadie me creía, hasta verlo con sus propios ojos. A veces, se paraban en el antepecho y picoteaban la ventana. Si estaba abierta, se asomaban y gritaban mirándome, yo frente a la computadora.
Existe entonces un idioma entre el hombre y el animal, corto pero lenguaje al fin, con el que nos podemos hacer entender, ellos y nosotros.
Ni hablar de gatos, perros, caballos, vacas, terneros, etc.
Tal es así que, hace unos cuantos años, publiqué en el diario “El Informe”, un artículo que se llamaba: DICCIONARIO GATO-ESPAÑOL, en relación a mis charlas de madrugada con “Mikef”.
Hoy es todavía más impresionante la conexión que guardo - y guardamos: mi familia - con los animales. Seguramente las anécdotas darán para otras notas.
Y todo está bien… El inconveniente se produce entre los seres humanos. ¡Qué cosa no!
Somos propensos a no escucharnos, porque en el fondo no nos interesa lo del otro. O es tan frágil nuestra postura que no le cabe confrontación o comentario.
El modelo de ésta conducta de negarse a hablar, es lo propuesto por el poder político: no dialogan, esconden en la clandestinidad su argumento; sólo existe para ellos una verdad, y dicen que es la realidad, pero claro, ella es manipulable, en cambio la verdad no.
Sí podemos decir que: la única verdad es la razón.
Cuando alguien no tiene razón, y calla su voz, incluso la niega o la menosprecia; se mofa de sus evidencias, desviando la discusión hacia la agresión; estamos ante el necio, el soberbio o el subversivo.
Ni Jacinto, ni Jerónimo, me picaron los ojos reclamando las cáscaras; ni a mí se me ocurrió espantarlos a los tiros. Ellos saben que yo tengo queso, y yo sé que ellos quieren mis sobras. ¿Por qué no verlos contentos?
Días pasados, los docentes reclamaban un aumento de sueldo, debido a ello fueron muy mal tratados por el gobierno. En el fondo cobran, más o menos como un peón rural. En mis tiempos de ignorancia, pensé que ganaban mucho por el tiempo que estaban dentro del aula - sepan disculparme - hasta que un día fui maestro, otra vez profesor y también director, en distintas escuelas. Ahí me di cuenta de mi burrada y si lo hubiera dicho públicamente, tendría que haber pedido disculpas, porque así se hace.
El docente no está cuatro horas en el colegio, está más. Pero también hay que preparar las clases en su hogar y eso lleva mucho tiempo y responsabilidad, porque incluso, frecuentemente deben buscar o crear material enseñanza ya que, casualmente, el sistema carece en general, de presupuesto para tal fin.
Ni hablar de las escuelas rurales o aquellas que reciben a maestros de otro pueblo o ciudad, viajando algunos a dedo. El docente debe seguir estudiando dedicando también horas al perfeccionamiento.
Pero más allá de todo esto, estamos hablando de EDUCACIÓN, es el futuro del país; es la base para el desarrollo; es la garantía del sistema republicano… es la libertad del ciudadano y la independencia del pensamiento. Claro, ahora entiendo: ¿a quién le interesa la educación? Es muy triste la respuesta… A nadie.
“Bienaventurados los que creen sin ver”, porque la educación no se palpa, no pertenece al “ya”, no necesariamente genera dinero, pero sí riqueza; la educación nos hace honorables, no forzosamente exitosos. La educación nos enseña a escuchar, a dialogar, a comprender, a tolerar… nos acerca a la verdad. Cuando alguien no tiene razón e intenta por ello desacreditar al otro, difamándolo, deshonrándolo, mintiendo, evidentemente tiene resabios de autoritario; es un ignorante o un mal educado.
Urgentemente pido disculpas por haber pensado alguna vez que el docente trabaja poco, porque no es así, ni tan importante es la cantidad sino la trascendencia institucional de lo que produce.
Mis animales - conclusión y moraleja -son más cultos que muchos humanos, por lo menos, más correctos y educados.
EJS

No hay comentarios:

Publicar un comentario